Home | ¿Quienes Somos? | Nuestros Servicios | Nuestros Clientes | Contáctenos

Usuario
Contraseña
Aumenta seguridad de transacciones - Hackers y piratas ya no podrán robar datos sobre los clientes
Fecha: 30 Jul 2002

Cuarenta años después de su nacimiento, y aproximadamente dos décadas de la introducción del banda magnética, las tarjetas de crédito vuelven a transformarse.

La integración de un microprocesador en los millones de tarjetas de crédito y débito distribuidas por el mundo permitirá ofrecer un mayor número de servicio a sus usuarios y mayor seguridad en las transacciones.

Se estima que hacia 2005 este formato de tarjetas de pago haya sustituido a las actuales de banda magnética. Uno de los sectores beneficiados por esta nueva tecnología serán los comercios electrónicos, ya que la mayor seguridad en el uso de las tarjetas animará a más consumidores a comprar a través de la Red y disminuir las pérdidas por uso fraudulento que sufren los comercios en ella.

Renovación

Ofrecer más servicios, mayor seguridad y más sencillez. Este es el objetivo perseguido por MasterCard, Visa y American Express al lanzarse a la tarea de introducir un chip en todas las tarjetas de crédito que se emitan a partir de finales de este año. La tecnología ha sido desarrollada conjuntamente por las tres firmas financieras y ha sido denominada con sus iniciales, EMV. Se espera que hacia 2005 la mayor parte de las tarjetas que se utilicen lleven integrado el chip.

Las nuevas tarjetas con microchip permitirán integrar en una sola las funciones de crédito, débito y tarjeta monedero. Esta fusión supondrá una gran ventaja para el consumidor, además de un ahorro de costes y de gestión para bancos y entidades financieras. Hasta el momento era necesario disponer de diferentes tarjetas para cada una de estas funciones.

Pero la mayor ventaja de las nuevas tarjetas dotadas con microprocesador será la alta seguridad en su uso. Este chip protegerá los datos que almacena mediante claves, y un sistema denominado 'codificación dinámica de la información' permitirá modificar periódicamente los sistemas de protección de la información. De esta forma, se consigue que el coste para realizar un fraude sea tan alto que los hackers y piratas no encuentren rentabilidad en esta actividad. El chip permitirá que cajeros y terminales de cobros de comercios reconozcan si una tarjeta es falsa o no.

Compras Seguras

La disminución de la inseguridad también facilitará el rápido crecimiento del comercio electrónico.

No sólo a través de las páginas webs, donde el método de pago mayoritario sigue siendo la tarjeta de crédito, sino también del comercio a través de celular o de televisión digital.

Un reciente informe de la consultora GartnerG2 señalaba que 5% de los consumidores estadounidenses que compró en comercios electrónicos fue víctima de un fraude cometido con su tarjeta de crédito, lo que generá unas pérdidas de 700 millones de dólares tan sólo en Estados Unidos.

Aunque en muchos casos se desconoce si el robo de los datos personales se realizó en Internet, u off-line, el anonimato de la Red facilita el uso de datos personales ajenos. El mismo informe calculaba que el fraude online era 19 veces superior al del mundo off-line.

El pago por móvil también combinará la utilización del chip de la tarjeta bancaria con la tecnología SIM de los celulares para aumentar la seguridad de las transacciones, mientras que en el caso a través de la televisión el consumidor introducirá la nueva tarjeta dotada con microprocesador por el decodificador de señal para formalizar el pago.

Nuevos Servicios

Para el usuario, esta nueva tecnología ofrecerá más servicios. Además del considerable ahorro de espacio en las carteras por la integración de varias funciones, la tarjeta también se utilizará para almacenar informaciones personales como, por ejemplo, las millas de los programas de fidelización de líneas aéreas y cadenas hoteleras o cupones descuentos del supermercado. Al igual que ocurre en la actualidad con la tarjeta SIM de los celulares, que almacenan mensajes cortos escritos, sonidos y agenda de teléfonos, las tarjetas de crédito del futuro podrán almacenar las direcciones web favoritas del usuario o el listado de las últimas compras. También será posible ampliar el crédito de la tarjeta mediante una operación en cualquier cajero.

Todo ello será posible porque la capacidad de estos chips, o microprocesadores, rondarán los seis kilobytes de memoria, el mismo que los miniordenadores de hace tres décadas. Un volumen insignificante en la actualidad, pero suficiente para la realización de todas estas operaciones. En un futuro será posible ampliar las memorias de estos microprocesadores para ofrecer mayores prestaciones.

El impacto en la forma en la que el mundo efectúa las transacciones será enorme por tratarse de un mercado gigantesco y en expansión. Tan sólo VISA tiene en la actualidad 1.000 millones de tarjetas en 300 países, operando con ciento sesenta divisas diferentes, mediante acuerdos con 21.000 entidades financieras. Y Visa representa tan sólo la mitad del mercado. Un pequeño cambio en cada tarjeta que traerá grandes ventajas para sus usuarios y muchos problemas a los estafadores.

Fuente: El Universal

Más Información
Aumenta seguridad de transacciones - Hackers y piratas ya no podrán robar datos sobre los clientes
Reviven computadoras usadas - Los reconstructores de chatarra son una buena alternativa en el mercado
Corsarios del siglo XXI - Piratas que roban toda suerte de información - Los hackers señalan que no son ellos los verdaderos piratas del ciberespacio
Hitachi: Administrar desde un solo punto
El fundador de Apple habla sobre la música digital
Proponen destruir con rayos láser asteroide que podría amenazar a la tierra
La computadora como instrumento musical
Microsoft anuncia expansión para potenciar iniciative .NET
Caen las ventas de Palm y otras agendas electrónicas
Australia autoriza modificar PlayStation, rechaza argumentos de Sony
ver mas...